Download ¡A vencer o morir! Documentos del PRT-ERP PDF

Title¡A vencer o morir! Documentos del PRT-ERP
File Size4.7 MB
Total Pages976
Document Text Contents
Page 1

Serie Experiencias

ediciones segunda independencia

¡A vencer
o morir!

documentos del prt-erp

Page 488

487

El propio legislador radical Angeloz ha señalado el hecho de que el
citado diario cierra la recepción de solicitadas a las 10:30 ¿Cómo podían
saber lo que sucedía con el jefe de policía que recién fue exonerado a las
13? Es evidente que estos sindicatos actuaban coordinadamente con el jefe
que ya preparaba el golpe. A esto cabría agregar la denuncia formulada
por algunos medios periodísticos en el sentido de que el Coronel

Jorge Osinde ya se encontraba para esa fecha en Córdoba, enviado por
el General Perón. Sea esto cierto o no, resulta claro que el golpe estuvo
orquestado al más alto nivel, desde el momento que jamás un simple jefe
de policía se atrevería a tanto “por las suyas”.

Por otro lado, el Teniente Coronel Navarro “es hombre del III Cuerpo”,
según es público y notorio en Córdoba en base a sus propias declaraciones.
Recordemos también, que según señalamos en una nota anterior, Nava-
rro proclamaba, tiempo atrás, su adhesión simultánea a “Osinde y el III
Cuerpo”. Y que, al producirse el enfrentamiento entre fascistas y militares
a propósito de la lista de ascensos, cambió este “doble comando” por una
adhesión exclusiva al III Cuerpo.

El rompecabezas se va armando solo. Osinde estaría en Córdoba,
asesorando o dirigiendo a los fascistas. Navarro vuelve a compartir su
devoción entre él y los militares. El Partido militar presta su aval dejan-
do trabajar al teniente coronel Navarro y manteniéndose “prescindente”,
cuando en sus narices andan civiles armados por las calles de Córdoba.

Muy otra hubiera sido su actitud si los armados hubieran sido revo-
lucionarios, si las masas hubieran estado en la calle, como lo saben muy
bien los cordobeses que vieron desplegarse los tanques en mayo de 1969
y marzo de 1971. En cambio ahora, hasta se dieron el lujo de dejar salir
franco a parte de los conscriptos, como lo señalaron oficialmente en un
comunicado y se puedo comprobar ante la presencia de soldados de fran-
co en la ciudad.

La conexión entre los policías sublevados y las bandas fascistas, como
señalamos más arriba, es evidente hasta para un ciego. Pues bien, la con-
ducción general del golpe, que no está en otra parte que en la quinta
presidencial de Olivos, va jugando despaciosamente sus cartas.

Cuentan con el acuerdo de los militares, que otorgan su aval a condi-
ción de no aparecer públicamente comprometidos en el alzamiento con-
tra un gobierno provincial legalmente constituido.

Page 489

488

Lo que no tiene en cambio es el acuerdo de la oposición burguesa. Fiel
a la línea que viene desarrollando últimamente de desplegar el ala fascista
como fuerza principal, pero tratando al mismo tiempo de no perder to-
talmente la buena voluntad de otros sectores burgueses, Perón aparece al
principio “sorprendido” y “neutral”. El comunicado dado a las 18:15 del
jueves 28 señala que el “Poder Ejecutivo Nacional... aguarda a que este es-
tado encuentre dentro del propio juego de sus instituciones y la madurez
política de su pueblo las soluciones más adecuadas para que el orden y la
tranquilidad retornen a la provincia”.

Este comunicado, dado en el momento que los gobernantes de Cór-
doba elegidos en perfecto respeto de la legalidad burguesa estaban arres-
tados por un jefe de policía alzado, violando a todas luces la constitución
provincial y nacional que el Gobierno dice defender, equivalía en realidad
a un apoyo para los alzados. Pero ya sabemos que los Gobiernos burgueses
respetan sus propias leyes hasta donde les conviene. En realidad el comu-
nicado y otros pasos posteriores, tenían una finalidad política: ofrecer a
Balbín y otros elementos de oposición burguesa, el puente para mantener
el “dialogo”. Puente que el caudillo radical no tardó en transitar.

Pocas horas después, se intentaba dar una fachada legal al golpe me-
diante la asunción del presidente de la Cámara de Diputados provincial
como gobernador interino. Fachada que no resiste el menor análisis, ya
que el pretexto constitucional usado – imposibilidad de los titulares-cesa-
ría con la libertad de éstos. Por otra parte, el nombramiento debería haber
recaído sobre el presidente de la Cámara de Senadores, Tejada. Como
éste es hombre afín de Obregón Cano, se lo “paso de largo”. Agodino en
cambio, es un simple pelele que cambia de opinión cada quince minutos.

En realidad, lo que la conducción golpista esperaba basada en sus
antecedentes vacilantes, es que Obregón Cano y López renunciarían de
inmediato facilitando así la continuidad del interinato, sin necesidad de
apelar a la intervención federal que los opositores burgueses verían con
desagrado y aprensión.

La actitud adoptada por aquellos, frustró la maniobra.
En la mañana del sábado, el gobierno nacional avanza un nuevo paso,

ampliando el decreto de convocatoria a sesiones extraordinarias del Con-
greso para tratar el tema Córdoba, sin lanzar todavía la intervención.

El mensaje a acompaña el decreto ampliatorio nuestra claramente las
intenciones de Perón, que pone su firma en el mismo. Allí acusa abierta-

Page 975

Portada de “El Combatiente”, órgano oficial del PRT.

Page 976

Formación de la Compañía del Monte “Ramón Rosa Jiménez”, en Tucumán.

Similer Documents