Download EDUC 186. ENFERMERÍA Y EDUCACIÓN PARA LA SALUD PDF

TitleEDUC 186. ENFERMERÍA Y EDUCACIÓN PARA LA SALUD
Tags Nursing Preventive Healthcare Primary Education
File Size63.6 KB
Total Pages9
Document Text Contents
Page 1

ASIGNATURA: ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA


ENFERMERÍA Y EDUCAC IÓN PARA LA SALUD

Desde décadas anteriores, los esfuerzos de los diferentes países en general, de la
comunidad social y sanitaria en particular para mejorar la salud de la población son
evidentes, no obstante, a pesar de ello todavía se encuentran dificultades coyunturales que
dificultan en ocasiones la puesta en práctica de los diferentes programas de educación para
la salud.

La Educación para la Salud (EPS), enmarcada en la Atención Primaria de Salud,
significa un nuevo enfoque en la asistencia sanitaria, en el entendimiento del proceso salud-
enfermedad, en la cobertura a lograr en la población, en las relaciones profesionales
sanitarios-usuario, en la metodología y objetivos a conseguir, en definitiva, un proceso
educativo debe estar dirigido fundamentalmente a potenciar, promover y educar sobre
aquellos factores que inciden directamente en la población en general y el ciudadano en
particular.

En Atención Primaria de Salud (APS), la EPS se entiende como un instrumento de
utilidad a los profesionales y a la población para conseguir de ésta la capacidad de
controlar, mejorar y tomar decisiones con respecto a su Salud o enfermedad. Desde un
marco de Promoción de la Salud, en el que se encuadra la EPS como elemento clave, según
lo señalado en la Carta de Ottawa para la Promoción de la Salud, en el año 1986, ésta sería
una forma concreta de trabajo orientada hacia la adquisición, por parte de la población, de
conocimientos y habilidades para intervenir en las decisiones que tengan efectos sobre la
salud.

Por otra parte, el proceso salud-enfermedad es el resultado de la relación que las
personas establecen con su entorno, y está íntimamente ligado al tipo de desarrollo
económico y social de cada momento histórico, propios de cada país. La EPS, como
herramienta de la Promoción de la Salud, tendrá que ocuparse además de crear
oportunidades de aprendizaje para facilitar cambios de conducta o estilos de vida
saludables, para que la gente conozca y analice las causas sociales, económicas y
ambientales que influyen en la salud de la comunidad. Esto significa una superación del
papel tradicional que se ha atribuido a la EPS, limitado fundamentalmente a cambiar las
conductas de riesgo de los seres humanos, convirtiéndose en un potente instrumento para el
cambio.

Es necesario, por tanto que su contenido incluya información-formación para demostrar
la viabilidad política de los cambios ambientales, económicos o sociales que favorezcan la
salud de la colectividad, además de circunscribir las posibilidades organizativas de la
población para conseguir estos cambios.
_________________________________________________________________________
ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA Mg. Enf. Milagritos del Rocío León Castillo

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

Page 2

CONCEPTO DE EDUCACIÓN


El análisis etimológico del término pone de manifiesto que Educación procede,
etimológica y fonéticamente, de EDUCARE – conducir, guiar, orientar – pero también
recoge semánticamente el significado de EDUCERE – sacar a la luz, descubrir, extraer –,
lo cual ha condicionado la tradicional coexistencia de dos modelos conceptuales básicos en
el área de la educación: Un primer modelo ajustado a la versión semántica de EDUCARE,
de tipo directivo o de intervención, y otro referido a la versión de EDUCERE, de tipo
asesor con un objetivo basado en el desarrollo personal.

Según el modelo de la educación tradicional o formal, la educación es un proceso de
socialización que pretende que la persona adquiera la habilidad de actuar congruentemente
con el medio sociocultural al que se pertenece. Implica la interiorización de la cultura de un
medio sociocultural determinado. Los programas educativos en este modelo están basados
en el producto. Es un tipo de educación pasiva basada en la memorización de contenidos,
por lo que tiene fundamental importancia la transmisión de contenidos, leyes, teorías y
conductas, con el objetivo de conseguir una cohesión social imponiendo límites a los
comportamientos desviados.

Este modelo se sustenta en la creencia ancestral del ser humano como receptáculo vacío
de contenidos que por tanto el educador debía rellenar, basando por tanto la adquisición de
conocimientos en la transmisión de contenidos por parte del profesor. Es por ello que este
modelo educativo, de tipo vertical, confiere al profesor la; autoridad, el saber. Los verbos
asociados al educador eran transmitir, informar, explicar, repetir, en tanto, que los
asociados a la actividad del discente eran escuchar, recibir, asimilar, repetir.

Según el Modelo de Educación Activa, la educación tiene como fin el desarrollo
personal del educando con sentido crítico de la realidad sociocultural que le rodea, por lo
que tiene especial importancia el método del proceso educador, así como los contenidos y
cómo se aprende; siendo lo importante el APRENDER A APRENDER, tomando una
actitud activa en el descubrimiento de la realidad, considerando además el bagaje
sociocultural del alumno, su sistema de valores y creencias, por ende el papel del educador
se caracteriza por desempeño como asesor, mediador y guía en el proceso de adquisición de
conocimientos.

En la actualidad, aunque todavía la propia experiencia indica la preponderancia del
modelo tradicional frente al activo o crítico, se entiende a la educación como un proceso de
desarrollo personal – producto – a través de una influencia externa – proceso –. Ambos
elementos dan lugar al proceso educativo, por lo que se puede afirmar que EDUCACIÓN es
dirección – intervención – y desarrollo – perfeccionamiento–.


CONCEPCIÓN ACTUAL DE LA EDUC ACIÓN PARA LA SALUD (EPS)

Se determina que el objetivo fundamental de la EPS se centra en la adquisición de
conocimientos, actitudes y comportamientos saludables, ya sea en el ámbito personal,
familiar y colectivo; en ningún momento se consideran las acciones encaminadas a la
modificación del medio ambiente social, así como tampoco se considera la necesidad de
incluir como objeto de EPS sólo a las actuaciones sobre el sujeto enfermo, sino también a la
persona aparentemente sana.
__________________________________________________________________________
ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA Mg. Enf. Milagritos del Rocío León Castillo

Page 3

Es así, que actualmente a raíz de los numerosos estudios epidemiológicos realizados en
el campo de la investigación de EPS, que la actuación limitada al ser humano no logra
mantener conductas, aún con una actitud individual positiva en este sentido, si los factores
sociales no son favorables para ello. Por eso las llamadas Nuevas Tendencias, exponentes
en definitiva de la evolución del conocimiento científico en el campo de la EPS, consideran
de forma destacada entre sus objetivos la necesidad de incidir sobre el medio ambiente
social inmediato a la persona, así como el desarrollo de la EPS dirigida a generar y
modificar comportamientos en el sujeto ya enfermo, y la implicación de la comunidad en
todas las fases del proceso educativo.

La Educación para la Salud, se define como "la intervención social que tiende a
modificar conscientemente y de forma duradera los comportamientos relacionados con la
Salud", siendo sus planteamientos centrales el ser un proceso constante que debe ir más allá
de los objetivos específicos de actividades educativas concretas y debe promover una
acción cultural más amplia que refuerce los valores que favorezcan la salud. Por lo tanto,
no se trata de una especialidad, ni de actividades aisladas, sino de un estilo profesional
íntimamente ligado a las actividades de promoción de salud, prevención de enfermedades y
asistencia directa tendente a autorresponsabilizar a los ciudadanos y a proporcionar
capacidad crítica para aumentar el control sobre su propia salud, la de su familia y la de la
comunidad. Por ello, es indispensable la participación de la comunidad en todo el proceso,
desde el estudio de la realidad previa hasta la evaluación de los resultados obtenidos.

En la concepción actual, probablemente la definición más completa de EPS, que
considera todos los aspectos mencionados anteriormente, es la propuesta por el IV Grupo
de Trabajo de la National Conference on Preventive Medicine, presidida por Anne R.
Somers, que establece:
“La EPS es un proceso que informa, motiva y ayuda a la población a adoptar y mantener
prácticas y estilos de vida saludables, propugna los cambios ambientales necesarios para
facilitar esos objetivos, y dirige la formación profesional y la investigación hacia esos
mismos objetivos”, en esta definición, se puede evidenciar la inclusión de una serie de
acciones conducentes a:
1. Informar a la población sobre la salud, la enfermedad, la invalidez y las formas mediante

las cuales los seres humanos pueden mejorar su propia salud.
2. Motivar a la población para que consiga hábitos más saludables.
3. Ayudar a la población a adquirir los conocimientos, actitudes y habilidades necesarias

para optar y mantener estilos de vida saludables.
4. Propugnar cambios en el medio ambiente que faciliten unas condiciones de vida

saludable y una conducta hacia la salud positiva.
5. Promover la enseñanza, formación y capacitación de todos los Agentes de Educación

para la Salud de la Comunidad.
6. Incrementar, mediante la investigación y la evaluación, los conocimientos acerca de la

manera más efectiva de alcanzar los objetivos propuestos.

Los principales aspectos diferenciales respecto al planteamiento clásico están
constituidos por la consideración de los factores ambientales, la inclusión de la EPS en la
fase terciaria de la enfermedad, y la capacitación de las personas para lograr su
participación activa en todo el proceso.

__________________________________________________________________________
ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN EN FERMERÍA Mg. Enf. Milagritos del Rocío León Castillo

Page 4

OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD


La Educación para la Salud persigue fundamentalmente la integración y participación
del propio interesado en el proceso de su salud, fomentando en todo momento la toma
decisiones propias y la involucración en su propia salud, de tal manera que los
profesionales de salud son los facilitadores de información y de los instrumentos que
permiten mejorar la salud del ciudadano.

Los profesionales de salud, en especial los de enfermería, no deben limitarse a cuidar, si
no educar y participar en el proceso de la salud del ser humano, pero permitiendo que sea la
propio persona la que tome sus decisiones, una vez que ha sido informada y se le facilitan
los elementos de comprensión y de actuación adecuados. Por tanto, la Educación para la
Salud supone un cambio fundamentalmente en la actitud de los profesionales sanitarios, así
como en sus aptitudes, debiendo tener como objetivos básicos el promover:
- Conductas positivas favorecedoras de la salud en general.
- Cambios medioambientales que ayuden a modificar comportamientos.
- El autocontrol y el autocuidado de las personas.
- Capacitar a los seres humanos a tomar sus propias decisiones por medio de la

participación activa en el proceso de la salud.


AGENTES DE SALUD: CAMPOS DE LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD


En un sentido amplio se entiende por Agente de Educación para la Salid a toda persona
de la comunidad que contribuye a que los seres humanos a nivel individual y colectivo,
desarrollen conductas positivas de salud. Se reconoce no obstante que hay una serie de
profesiones que por sus conocimientos y actividades tienen más facilidades para
proporcionar mensajes de salud a la población, entre ellos destaca el papel de los
profesionales de salud, especialmente de enfermería, así como otras disciplinas no
sanitarias, especialmente la enseñanza y medios de comunicación social.

Estos profesionales son agentes de educación sanitaria desde una doble perspectiva, la
formal, intencionada o programada, siguiendo una metodología previamente establecida, y
la informal, cada vez más valorada, constituida por la repercusión que la conducta en salud
de estos profesionales tiene sobre el cambio de conductas de la población.


PROFESIONALES SANITARIOS COMO AGENTES DE SALUD


Los profesionales de la salud ejercen una importante contribución a los conocimientos,
actitudes y comportamientos de la población. En cuanto a la influencia informal o no
intencionada, las conductas de salud de los profesionales son importantes experiencias
educativas en la población. Por ello, el rol ejemplar del profesional de saludo en su relación
con la población se considera cada vez más importante en la educación de la población. La
influencia formal o intencionada puede realizarse de manera directa o indirecta. La
influencia formal directa, la constituyen los contactos terapéuticos del profesional de salud
personas, familias y grupos de riesgo comunitario. La influencia formal indirecta, es la
educación para la salud realizada por métodos indirectos, principalmente a través de medios
de difusión masiva (radio, televisión, prensa escrita, internet, etc.).

Tanto la influencia formal como la informal deben considerarse seriamente al momento de
desarrollar la Educación para la Salud como estrategia asistencial, pues el papel de los
_________________________________________________________________________
ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA Mg. Enf. Milagritos del Rocío León Castillo

Page 5

profesionales es fundamental para su desarrollo como núcleo esencial de la Atención
Primaria. El Equipo de Atención Primaria tiene entre sus objetivos el fomento de la salud
de la comunidad, por lo que debe investigar los factores específicos, en este caso
conductuales, que constituyen un riesgo para la salud, promoviendo el desarrollo y la
ejecución de programas tendentes a corregir estos hábitos no saludables, en las diferentes
áreas de aplicación.



CAMPOS DE ACCIÓN DE LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD


El campo de acción de la Educación para la Salud lo constituye toda la comunidad,
colectiva e individualmente. Todo ser humano tiene derecho a beneficiarse de la EPS, y
debe tenerse en cuenta la realidad cultural y social de los distintos grupos humanos a los
que se dirige la acción educativa. El análisis de la realidad – estudio de los determinantes
comportamentales y sus consecuencias – facilita la idea de la diversidad de necesidades y
justificará la existencia de Programas con objetivos y estrategias diferenciadas.

Se puede considerar los campos de acción de la Educación para la Salud desde dos
perspectivas distintas, ya sea atendiendo al estatus salud-enfermedad o bien a las etapas del
ciclo vital. De acuerdo a esto se logra distinguir dos campos de Educación para la Salud:
- Uno dirigido a la población sana, con capacidad de autocuidado.
- Otro orientado a la población enferma, donde se hace énfasis a la recuperación de la salud.

En cuanto al proceso de salud o enfermedad de la población a quien va dirigida la
intervención educativa, se podría considerar útil esta clasificación para establecer objetivos
de los Programas de Intervención Educativa; sin embargo, desde el punto de vista operativo
las dificultades empezarían al tratar de definir quién es el aparentemente sano y quién
enfermo, pues en la realidad esta diferencia no es siempre objetivable, a efectos de
Educación para la Salud se puede adoptar el concepto social del término, aceptando como
aparentemente sano a aquel que es capaz de llevar a cabo normalmente todas sus
capacidades, sin precisar cuidados asistenciales, en tanto que enfermo seria aquel ser
humano al que la sociedad confiere tal estatus por tener más o menos limitadas sus
competencias a causa de la enfermedad, lo que suele coincidir con la necesidad de recibir
cuidados asistenciales. Es por ello que la literatura anglosajona se conoce a los primeros
como consumidores (consumers) y a los segundos como pacientes (patients) y en la
actualidad, a ambos como seres humanos con necesidades diversas que requieren de
intervenciones específicas y particulares.

EDUCACIÓN PARA LA SALUD DE LA POBLACIÓN APARENTEMENTE SANA

La Educación para la Salud de la población aparentemente sana, constituye uno de los
principales campos de acción, puesto que la acción educativa es fundamental para que la
comunidad reconozca los factores determinantes de enfermedad y desarrolle hábitos y
estilos saludables. Es así, que no todos los seres humanos considerados "aparentemente
sanos" tienen el mismo grado de desarrollo en sus comportamientos de autocuidado. Por lo
que es evidente que existen variados grupos de riesgo comunitario, acorde a las diferentes
etapas del ciclo vital humano, es así que se tiene a los grupos estáreos referidos a los pre
escolares y escolares, que no han adquirido aún comportamientos no saludables, en los que
la Educación para la Salud debe llevarse a cabo en las instituciones educativas de nivel
________________________________________________________________________
ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA Mg. Enf. Milagritos del Rocío León Castillo

Page 6

inicial y primario, formando parte de su socialización y orientada a la Promoción de la
Salud y adquisición de conductas saludables, para desarrollarla se utiliza principalmente la
metodología educativa.

Otro de los grupos hace referencia a los adultos, que ya ha adquirido hábitos no
saludables, en los que la Educación para la Salud se efectúa en el medio laboral o en la
propia comunidad por medio de la comunicación persuasiva, y cuyo objetivo será el
fomento y protección de la salud mediante la modificación de sus hábitos. Esta delimitación
permite distinguir tres campos de actuación en la población aparentemente sana; la EPS en
la institución educativa, en el medio laboral y en la comunidad. Esta acción educativa debe
acompañarse de modificaciones medioambientales, a través de influencias sobre órganos de
decisión o bien concientizando paulatina y progresivamente a la población por medio de los
medios de comunicación.



EDUCACIÓN PARA LA SALUD DE LA POBLACIÓN CON LA EXPERIENCIA
DE ENFERMEDAD


También en el caso de la población considerada con alguna dolencia o enfermedad,
pueden hacerse distinciones según el marco de desarrollo de la actividad – hospital, centro
de salud, domicilio – o según la clase de problema o necesidad. Este grupo resultaría en
principio muy receptivo a la EPS, puesto que la recuperación de la salud se constituye en
un elemento motivador importante. Esta receptividad se hace extensiva a la familia, sobre
la que también es imprescindible intervenir. Por ello, se afirma, que es fundamental que la
educación de personas que experimentan el proceso de alguna enfermedad y de sus
familiares se realice con métodos participativos, fomentando la comprensión de los factores
causales del problema e incidiendo especialmente en mejorar el cumplimento terapéutico,
así como lo importante de su recuperación y reinserción a su vida familiar, laboral y
comunitaria.


ÁREAS DE APLICACIÓN DE LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD


Es preciso señalar que tanto el grupo de población "aparentemente sano" como el que
está vivenciando la "enfermedad" tienen el derecho de beneficiarse de las acciones de la
EPS, cualquiera que sea del medio en que se encuentren, pero debe tenerse muy en cuenta
la necesidad de respetar las normas de coordinación entre los diferentes ámbitos de
actuación. No se consideran éstos como compartimentos estáticos y aislados, sino
estrechamente interrelacionados y complementarios.

Por ello, es fundamental que los contenidos abordados en los distintos ámbitos de
actuación sean coincidentes, evitando mensajes contradictorios por ser esto el elemento más
nocivo del proceso de consecución o modificación de comportamientos. De este modo, con
el fin de hacer llegar a toda la colectividad la EPS, se puede distinguir las siguientes áreas
de aplicación:

a) EL MEDIO FAMILIAR
El medio familiar es un elemento imprescindible a tener en cuenta al momento de
integrar los distintos programas en un Plan Nacional de EPS., pues reúne en su entorno a
los distintos grupos de población en sus diferentes etapas de desarrollo. La familia
constituye para el (la) niño (a) una fuente fundamental de aprendizaje, sirviendo de marco
_________________________________________________________________________
ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA Mg. Enf. Milagritos del Rocío León Castillo

Page 7

para la –socialización primaria–, fruto de la cual se desarrollará el modelo de actitudes y
comportamientos. Conforme el (la) niño (a) crece y se desarrolla este modelo se amplía a la
influencia recibida en el medio escolar –socialización secundaria–, que representa una
importancia extrema al comienzo de la adolescencia. Durante este periodo se inician la
mayor parte de las conductas de riesgo, algunas de ellas severas, que desarrollarán en la
etapa adulta, por ello, la importancia de la integración de la educación y colaboración en su
desarrollo tanto en la familia como en la institución educativa. Es así que se debe
considerar a los responsables de la educación familiar como verdaderos Agentes de
Educación para la Salud, por la influencia fundamentalmente informal, que pueden ejercer
sobre los diferentes componentes de aprendizaje.


b) EL MEDIO ESCOLAR

La Educación para la Salud en el medio escolar tiene como fin inculcar conocimientos,
actitudes y hábitos positivos de salud al ser humano durante sus primeras etapas de
desarrollo, orientados a comportamientos promotores de salud, que permitan el control de
los factores de riesgo y a la prevención de las principales enfermedades de este grupo de
edad, a través del fomento de conductas protectoras y preventivas. Es evidente la
importancia de promover el desarrollo de habilidades para la adopción de estilos de vida
saludables en la madurez. El hecho de trabajar con un grupo de población en periodo de
desarrollo físico, psíquico y social hace del Programa de EPS en la institución educativa
uno de los más eficientes, pues en esta edad en la mayoría de situaciones el educando es
más receptivo al aprendizaje. Además el medio escolar supone un entorno común para este
grupo de población, lo que le hace además el programa más extenso en cuanto a población
intervenida. Se recomienda que las estrategias no deben ir dirigidas exclusivamente al
escolar, sino también a sus padres y profesores para que estos puedan participar en la
planificación y desarrollo de las acciones, así como en la práctica de las medidas de
autocuidado responsables, adoptando estilos de vida saludables.


c) EL MEDIO LABORAL
La EPS en el ámbito laboral dirige su estrategia a la concienciación de los trabajadores
acerca de los riesgos para la salud a que están expuestos por el desempeño de su trabajo.
Estos riesgos son de tres tipos esenciales:
- Riesgo de sufrir lesiones físicas por accidentes de trabajo.
- Riesgo de sufrir enfermedad por tóxicos del medio laboral.
- Riesgo de desarrollar desequilibrios psicológicos por el desempeño del tipo de trabajo que

se realiza.
En este sentido la EPS tiene como objetivo informar a los trabajadores de los principales
factores de riesgos y las medidas preventivas en relación a ellos, promoviendo
comportamientos positivos en relación con la seguridad, riesgos mecánicos principalmente,
o prevención de enfermedades, riesgos físicos, químicos, ergonómicos y sociales. También
debe aprovecharse el medio laboral para potenciar el desarrollo de Programas de Educación
para la Salud destinados a problemas extendidos en la población, aunque no propios del
medio laboral, así como las situaciones que constituirían la actuación preventiva de las
principales enfermedades crónicas. Es importante por último destacar que las actividades
deben también orientarse a concientizar a directivos, representantes sindicales, miembros
del Comité de Salud Laboral con el propósito de lograr una sensibilización común frente al
problema, la prevención y medidas de prevención.


_________________________________________________________________________
ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA Mg. Enf. Milagritos del Rocío León Castillo

Page 8

d) EL MEDIO SOCIAL
El objeto principal de los Programas de EPS en la comunidad lo constituye el fomento y
protección de la salud de la población "aparentemente sana", erradicando conocimientos
distorsionados, así como actitudes y hábitos nocivos, promoviendo que el mantenimiento
de la salud alcance uno de los primeros lugares en la escala de valores social. Estos
Programas se planifican desde la base de los niveles de prevención primaria, secundaria e
inclusive terciaria.

Desde el punto de vista de la prevención primaria –promoción de salud y prevención de la
enfermedad, protección específica– los contenidos van destinados a fomentar
comportamientos positivos. Desde la prevención secundaria –diagnóstico precoz y
tratamiento específico, limitación del daño– los contenidos van dirigidos a concienciar a los
grupos de riesgo identificados para potenciar cambios de conducta en el sentido deseado y
despertar el interés por la detección precoz de procesos, por medio de la información de
primeros síntomas y orientación hacia los servicios asistenciales adecuados. También
implica la motivación de la población para aumentar la participación activa en la toma de
decisiones que afectan a la salud de la comunidad. Asimismo, en relación a la prevención
terciaria –prevención y control de secuelas, reinserción a la familia y comunidad–

Se afirma que para la consecución de los cuatro OBJETIVOS BÁSICOS de la
EDUCACIÓN PARA LA SALUD, referidos a:

♣ Informar a la población.
♣ Insertar la salud como valor.
♣ Promover conductas sanas y
♣ Modificar los estilos de vida nocivos que perjudican su salud.


Los distintos Agentes de Salud deben elaborar mensajes lo suficientemente claros y
persuasivos como para llegar a la población. El procedimiento mediante el cual estos
mensajes llegan a la comunidad recibe el nombre de métodos de Educación para la Salud,
desterrando en su aplicación lo que tradicionalmente se aplicaba durante el proceso de
enseñanza, que se caracterizó por el uso de una metodología unidireccional basada en
exposiciones teóricas por parte del profesor. Actualmente, las tendencias pedagógicas
tienden a interesarse menos por la enseñanza y más importancia al proceso de aprendizaje,
es decir, dan menos importancia a lo que el profesor presenta y más a lo que el alumno
aprende.

Actualmente la Educación para la Salud se desarrolla en la práctica a través de
actividades que promuevan el aprendizaje de aspectos relacionados con la salud, con el
propósito de facilitar conocimientos, incidir en el sistema de valores, creencias y actitudes,
para producir cambios permanentes en los comportamientos y en los modos/ estilos de vida.
Para ello es necesario que se produzca una interacción intencionada entre varios elementos
–el que enseña, el que aprende, el tema, el método– y en un contexto determinado –el
establecimiento de salud, el domicilio, la comunidad–.

Finalmente, se puede afirmar que el aprendizaje se considera como un proceso dinámico
de interacción en la que se pretende conseguir un cambio permanente de comportamiento
en la dirección deseada del modo de pensar, sentir y actuar del educando. El verdadero
aprendizaje entendido pues como potencial de cambio de conducta es una experiencia
_________________________________________________________________________
ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN EN ENFERMERÍA Mg. Enf. Milagritos del Rocío León Castillo

Similer Documents