Download La Guia Del Escritor Novel PDF

TitleLa Guia Del Escritor Novel
TagsNovels Short Stories Word Thriller (Genre)
File Size190.1 KB
Total Pages64
Document Text Contents
Page 1

Ariel Rivadeneira

60 respuestas
a las 60 eternas preguntas

del escritor novel

Artificios, estrategias, ideas,
propuestas concretas a los sesenta problemas

creativos y técnicos más frecuentes del escritor.
Un eficaz botiquín para urgencias literarias.

005-CERTAMEN UNI 30/9/08 18:00 Página 7

Page 2

Ariel Rivadeneira

Nacido en Buenos Aires, es especialista en técnicas de
lenguaje y creatividad, y autor de libros como El escri-
tor y su oficio, Así se escribe un buen poema, Escribir li-
teratura erótica, y Curiosidades literarias, entre otros. Es
además director de la revista de escritura creativa Escri-
bir y Publicar y coordinador de grupos de escritura en
Barcelona y en diversos centros de perfeccionamiento
docente.

005-CERTAMEN UNI 30/9/08 18:00 Página 8

Page 32

cleo, que aceleran, retardan, despistan, y determinan el
clima del relato), los indicios (implican algún descifra-
miento para el lector) y los datos concretos como un
nombre o una fecha. Una función, siguiendo a Roland
Barthes, se siembra y tiene que madurar en el mismo
relato. El mismo enunciado puede pertenecer a más de
una función. Por ejemplo, cuando en Goldfinger se
enuncia que «James Bond vio un hombre de unos cin-
cuenta años», al enunciado le corresponden dos fun-
ciones: la de informante (edad del personaje) y la de in-
dicio (Bond no lo conoce y puede constituir una
amenaza). Comprueba que todo es funcional y tendrás
un relato que se desliza sin baches.

28. ¿Qué hacer si una situación argumental
me lleva a un punto muerto?

El argumento suele responder a la pregunta: «¿Saben
qué pasó?» Presenta un conflicto, un juego de tensiones
y distensiones. Saberlo te puede servir para analizar esa
situación argumental por parcelas a la vez ligadas entre
sí: el momento inicial; el momento siguiente o la interfe-
rencia; el choque de los dos momentos; y el desenlace.
Es un juego de contrastes. Busca dónde está el fallo:

• Revisa el momento inicial. Podrías atascarte por-
que no intentas descifrar los códigos que están en
esa primera idea. La información debe estar con-
tenida en esa primera idea.

• Revisa la estructura. Podrías atascarte porque
desarrollaste mucho un solo núcleo y poco los si-
guientes.

38

005-CERTAMEN UNI 30/9/08 18:00 Página 38

Page 33

• Trata de ajustar el final y de tender los hilos hacia
ese final, busca el contraste, y tal vez puedas en-
contrar el desarrollo.

Si nada de todo esto te sugiere una salida, guarda lo
que tengas escrito durante un tiempo y ponte a escribir
algo diferente. El inconsciente es sabio: es posible que
si lo alimentas con nuevos elementos, establezca la co-
nexión que te faltaba y sepas cómo aprovechar esa situa-
ción que habías aparcado. Françoise Sagan comenzó
libros que abandonó un tiempo y cuando los retomó se
dio cuenta de que debía cambiar el inicio.

Una variante es que no pienses que lo que tienes es
una situación argumental, sino un destello, y te dejes
llevar por él. Tomarlo como una investigación es una
buena posibilidad. Michel Deon dice que si de entrada
tuviera bien definido el sujeto del libro, no lo escribiría.

Otra, es que no saltes a otro tema con tal de activar
el punto muerto. La historia avanza gracias a los cam-
bios sutiles.

29. ¿Cuándo es bueno un cuento?

El cuento es un mecanismo de alta precisión. De su pri-
mera frase, se tira como de una madeja.

La brevedad es un requisito necesario para lograr esa
totalidad estructural del cuento. Pero no es la caracte-
rística esencial. Dicha estructura implica otros aspectos
de los que depende su efecto: la intensidad, la tensión y
la significación, ligadas al tema y a la vivencia inicial del
escritor. La intensidad proviene de la condensación, se
prescinde de la descripción, de los rellenos o digre-

39

005-CERTAMEN UNI 30/9/08 18:00 Página 39

Page 63

59. ¿Qué enfermedades son peligrosas para un
escritor?

Además de la explicacionitis, la laconitis y la adjetivitis,
hay una serie de actitudes poco sanas a la hora de es-
cribir:

• Hablar todo el tiempo de lo que conoces sólo tú.
• Ser demasiado intimista, introspectivo.
• Utilizar una voz narrativa impersonal o poco

definida: la voz neutra, como de aeropuerto; la voz
notarial que cuenta una historia que parece una
suma de informaciones, pero que no se escribió
con la intención de informe y se pierde en la mara-
ña de datos sin tramar.

El riesgo es que no se sabe quién lo cuenta y por qué
lo cuenta: no pasa por las tripas de nadie. El lector no
se lo cree, no tiene deseos de pasar más allá del primer
párrafo.

Servirse de un vocabulario pobre, gastado, rebusca-
do o inadecuado para el tema.

60. ¿Existe algún método para revisar y corre-
gir con éxito?

La primera obligación del escritor es escribir bien con
todas las obligaciones que esto supone.

Ejerce al máximo el poder de selección. Es decir, el
escritor maneja la cámara y enfoca a través de su narra-
dor. Esta elección implica un compromiso con el lector.
Por algo le muestra lo que le muestra. De ese modo, se-

69

005-CERTAMEN UNI 30/9/08 18:00 Página 69

Page 64

ñala algo, lo destaca, y ese señalamiento tiene un senti-
do, el que le quieras dar. Pregúntate si has enfocado lo
narrado tal como pretendías hacerlo.

Sitúate en el lugar del lector. Le debes ofrecer un
texto claro y debes lograr que una vez leída la primera
frase no se pueda desenganchar, que una frase lo lleve a
la otra inevitablemente; dejarlo atrapado en esa fluidez.

Practica la autocrítica.
No justifiques ni defiendas a capa y espada tu texto.

Míralo desde diferentes ángulos, desde la visión de otros
lectores. De lo contrario, puedes arrepentirte al verlo
publicado.

Contempla las sugerencias que te hagan, pero no
modifiques el texto en cada caso.

Pule. Cuando pienses que es inmejorable, guárdalo
durante un largo tiempo antes de volver a él teniendo
en cuenta que todavía es mejorable.

Léelo en voz alta. Te permitirá detectar cacofonías,
repeticiones, aspectos no claros del texto, partes que tal
vez pasaron inadvertidas al ojo, pero no al oído.

El ordenador permite (entre otras cosas) tener va-
rias versiones de un mismo texto y trabajar simultánea-
mente con ellas. A través de Internet puedes acceder a
diccionarios y enciclopedias, a referencias bibliográfi-
cos, a libros de historia, etc.

Si te resulta complicada la corrección, puedes crear
un personaje que se plantee las preguntas que tú te
planteas frente a los problemas que observas y describir
qué le pasa a él frente a esas preguntas.

Confecciona un cuestionario general que te permita
investigar cada texto propio como si alguien te hiciera
las preguntas.

70

005-CERTAMEN UNI 30/9/08 18:00 Página 70

Similer Documents