Download La Troika y Los 40 Ladrones - Santiago Camacho PDF

TitleLa Troika y Los 40 Ladrones - Santiago Camacho
TagsBanknote Bretton Woods System Gold Standard Great Depression International Monetary Fund
File Size1.6 MB
Total Pages353
Table of Contents
                            La troika y los 40 ladrones
	INTRODUCCIÓN
	Capítulo 1 BRETTON WOODS Y LA VERDAD DEL DINERO
		El fin del patrón
		New Deal
		La revolución económica
		Desentrañando los acuerdos
		Voces disidentes
		El dinero
		Bancos sin dinero
		El límite de la deuda
	Capítulo 2 EL FMI: DESCUBRIENDO AL GRAN DESCONOCIDO
		Todos somos iguales (pero algunos son más iguales que otros)
		El supervisor miope
		Primera etapa (1945-1971)
		Crisis y transición (1971-1979)
		La crisis de la deuda de la década de 1980
		Las crisis asiática y argentina
		Imprevisión y descontento
		Las revueltas del pan
		El primer mundo también protesta
	Capítulo 3 EL BANCO MUNDIAL
		Saltándose el reglamento
		El mejor amigo del dictador
		Los amigos no pagan, los enemigos no cobran
		La pasión turca
		El caso de Filipinas
		No solo el Tercer Mundo
		Desarrollo y seguridad
		El escándalo Wolfowitz
		El nuevo competidor del Banco Mundial: China
	Capítulo 4 LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL COMERCIO
		Malentendidos habituales
		La camisa en los calzoncillos
		Los daños del libre comercio
		Trabajos forzados
		El consenso de los ricos
		Los «Yes Men»
		Los compartimentos
		¿Vuelta al proteccionismo?
	Capítulo 5 LOS TRUCOS SUCIOS
		Érase una vez en África
		Medidas de choque
		Propiedad biológica
		Disputa en los cielos
		Cleptocracia consentida
		El brazo armado del dinero
		Mercenarios
	Capítulo 6 EL CONSENSO DE WASHINGTON
		Reducción del déficit, reducción del bienestar
		«No tenemos la culpa»
		Mejorando a peor
		Del dicho al hecho
		Eligiendo lo malo
		La guerra sin guerra
		Polarización
		El Consenso de Pekín
		Y ahora, ¿qué?
	Capítulo 7 CÓMO HEMOS LLEGADO HASTA AQUÍ. CRISIS, BONOS Y AGENCIAS CALIFICADORAS
		La bestia desencadenada
		El todopoderoso mercado de bonos
		Balance y apalancamiento
		Del apocalipsis a la invasión de los zombies
		Entre pillos anda el juego
		Armas de destrucción masiva
		Las agencias de calificación
		Errores y chantajes
		Impuesto revolucionario
		Accionariado y corrupción
	Capítulo 8 LA CRISIS DE LA EUROZONA
		Los PIGS
		La máquina de los billetes
		Gobierno Sachs
		Inside Job en Europa
		La amenaza amarilla
		Europeo rico, europeo pobre
		Gobernanza económica
		El timo de la competitividad
		Las otras cifras de Alemania
	Capítulo 9 PARAÍSOS FISCALES
		Las islas del tesoro
		Narcotráfico y dictadores
		Terrorismo y banqueros
		Blanqueo de dinero
		Y el FMI, ¿qué opina de esto?
		Trucos sucios
		Los profesionales del fraude
		Impacto en el desarrollo
		Aún queda esperanza
	Capítulo 10 SOBRE LA AUSTERIDAD Y LA INDIGNACIÓN
		La segunda recesión
		Crímenes contra la humanidad
		La esclavitud de la deuda
		¿Soluciones verdaderas o más de lo mismo?
		Deuda odiosa
		Ruido de sables en Grecia
		El efecto Ponzi
		Los indignados
	Capítulo 11 ¿Y ESPAÑA?
		«Regalando» el dinero
		Activos tóxicos
		¿Vuelta a la peseta?
		¿Y el rescate?
	Apéndice 1 ESCÁNDALOS
		La salida elegante de Rato
		DSK
		Ahora, Lagarde
		Pequeños escándalos
	Apéndice 2 ¿EL FIN DEL EURO?
		Miedo en el cuerpo
		Europa de dos velocidades
		El plan B
		Las excepciones
		La expiación de los pecados
		La moneda milagro
		Errores y cobardía
	BIBLIOGRAFÍA
	Autor
	Notas
                        
Document Text Contents
Page 2

www.lectulandia.com - Página 2

Page 177

Entre pillos anda el juego

A raíz de la crisis miles de personas escucharon por primera vez un término
fundamental en este asunto y que les producía el respeto reverencial de aquello que te
dicen que afecta profundamente a tu vida, pero no acabas de entender: los derivados
financieros. Quizá una de las mejores y más divertidas fuentes para entender este
concepto sea una antigua comedia de John Landis titulada
( , 1983). La trama principal es un cambio de identidad, a la manera del
príncipe y el mendigo de Twain, protagonizado por un importante hombre de
negocios (Dan Aykroyd) y un (Eddie Murphy). Pero la película alcanza su
punto clave —y se vuelve sumamente didáctica sobre el mercado de derivados
financieros— en las escenas protagonizadas por los Duke, dos viejos zorros de Wall
Street (Don Ameche y Ralph Bellamy) que se benefician de la compra-venta de
acciones de jugo de naranja congelado gracias a la utilización ilícita de información
privilegiada sobre las cosechas. Veamos: gastas 10.000 euros en una opción de
compra de x toneladas de zumo de naranja de California por, digamos, un millón en
el plazo de seis meses. Transcurridos los seis meses resulta que la cosecha es peor de
lo que se esperaban los agricultores, los precios suben por la escasez y esa misma
cantidad de zumo ahora mismo vale en el mercado 1,2 millones. Has hecho un
magnífico negocio. Tienes la posibilidad de comprar por tan solo un millón y vender
a precio de mercado su zumo de naranja o, en el caso de que no te interese hacerte
mayorista, tienes en el bolsillo una opción que cualquiera comprará gustoso por una
cantidad cercana a los 200.000 euros.

También puede suceder lo contrario. Una cosecha magnífica puede saturar el
mercado del zumo y hacer bajar los precios hasta 900.000 euros. Por supuesto no vas
a ser tan tonto de comprar por un millón algo cuyo precio de mercado está 100.000
euros por debajo. Así que, simplemente, dejas pasar su opción, dando por perdidos
los 10.000 iniciales.

El ejemplo del zumo de naranja, el mismo que se usa en la película, no es casual.
Las opciones y los futuros nacieron en los mercados de materias primas, en especial
en el Chicago Mercantile Exchange, donde son lógicos y útiles. Pero, como suele
suceder, alguien un buen día tuvo una mala idea y se le ocurrió que si se podían hacer
derivados que extraían su valor de la leche o el cobre, por qué no hacerlos sobre
acciones o productos financieros. Así, poco a poco, los negocios con mercados a
futuro se desligaron de los negocios subyacentes y adquirieron un carácter
predominantemente especulativo, no solo en las cantidades apostadas (sí, por si
alguien no se ha dado cuenta todavía, estamos hablando simple y llanamente de
apuestas) sin fundamento en la economía real.

El mercado total de productos derivados en todo el mundo se sitúa hoy en

www.lectulandia.com - Página 177

Page 352

[36] Olga Rodríguez, «Desde Tahrir», Periodismohumano.com. <<

www.lectulandia.com - Página 352

Page 353

[37] «Strauss-Kahn regresa a la vida pública: “La zona euro es una balsa a punto de
hundirse”», ABC, 19 de diciembre de 2011. <<

www.lectulandia.com - Página 353

Similer Documents