Download Ortografía Practica Del Español PDF

TitleOrtografía Practica Del Español
File Size11.5 MB
Total Pages75
Table of Contents
                            Indice
1.- Ortografia de las Letras y las Palabras
2.- La Acentuacion
3.- La Puntuacion
                        
Document Text Contents
Page 1

ORTOGRAFÍA
/ .

practica
del ESPAÑOL

Las Gulas prácticas del Instituto Cervantes nacen con la
intención de facilitar el conocimiento del español mediante
unas obras de contenido riguroso y sencillo manejo, avaladas
por el prestigio de esta institución.

Ortografía práctica del español, segundo título de la colección,
es una guía completa y actualizada que explica las bases
ortográficas del español y recopila toda la normativa publicada
al respecto por la Real Academia Española, incluyendo
la contenida en el Diccionario panhispánico de dudas.

¿Cuál es la forma correcta, arcoíris o arco iris? ¿Qué
diferencia hay entre porque, por que, porqué y por qué?
¿Debe acentuarse el adverbio solo?

En esta guía se encuentran las respuestas a estas y a otras
muchísimas cuestiones, así como las últimas novedades
y cambios en la ortografla de la lengua española, todo ello
presentado y estructurado de forma clara para que su consulta
resulte cómoda y útil a cualquiera que deba enfrentarse
a la redacción de un escrito y pretenda hacerlo de forma
correcta.

~

~
ES PASA

lnatltuto
Cerv•nt••

ORTOGRAFÍA
/ .

practica
del ESPAÑOL

~
ES PASA

...
-11-
lnatltuto
Cervantea

Page 2

~ ...__,
ES PASA

ORTOGRAFÍA
/ .

practica
del ESPAÑOL

Leonardo Gómez Torrego

lnetlt11to
Cervent••

Page 37

& OBSl!RVACIONES
9l> Los ordinales a partir de trigésimo primero se escriben siempre en

dos palabras o más: cuadringentésimo cuadragésimo tercero (443°}.
9l> La palabra todoterreno no admite su escritura en dos palabras,

ni siquiera con guion.

9l> Las razones que pueden influir en que se escriba separado el
prefijo eJC pueden ser:
• La facilidad con que se sustantiva como si fuera un adjetivo:
mi eJC; un eJC del colegio, etc.
• La posibilidad de pronunciarto tónico.
• La posibilidad de que acompañe a algunos compuestos sin-
tácticos como eJC primer ministro; u alto cargo; u guardia civil;
u primera dama.
• La posibilidad, aunque aún escasa, de que preceda a otros
adejtivos (el eJC formidable delantero del Barcelona ... ).
• La posibilidad de que acompañe a un nombre que ya tiene
otro prefijo: eJC vicerrector (este rasgo lo comparte con súper:
súper vicerrector,.

• Ortografía de porque, por que,
porqué y por qué

lliill Las formas porque y por que

• Ambas formas son átonas, por lo que no debe aparecer tilde
en ellas.

• La forma porque es la conjunción causal, equivalente a otras
como ya que, puesto que o como (esta, cuando empieza enun-
ciado):

No he aprobado porque apenas había estudiado.
Porque ('como') apenas había estudiado, no he aprobado.
El suelo está mojado porque ha llovido.
Ha llovido. porque el suelo está mojado.

• Cuando porque se emplea con valor final ('para que', 'a fin
de que' ... ), se puede escribir también en dos palabras:

Trabajo porque (por que) mis hijos puedan estudiar.
• La forma por que presenta dos valores gramaticales:

• La suma de la preposición por y el relativo que; en estos
casos siempre es posible intercalar el artículo:

La razón por (la) que dimitió solo la conoce él.
La calle por (la) que pasa todos los días ya está asfaltada
Desconocemos los motivos por (los) que se fue de casa

• La suma de la preposición por y la conjunción completiva
que. Se trata de casos en los que la preposición está exigida o
regida por otra palabra de la oración (un verbo, un nombre
o un adjetivo), en ellos no cabe, por tanto, la sustitución por
ya que, puesto que, pues, como ... :

El alumno se inclina por que el profesor le mande un trabajo
de investigación.

Que el Sevilla gane la liga pasa por que gane en el campo
del Betis.

Siento la preocupación por que sea ya demasiado tarde.

Estoy preocupado por que mis hijos no puedan ir a la
universidad .

El Gobierno abogó por que acudiera mucha gente
a la manifestación.

llIE Las formas porqué y por qué

• La forma porqué es un sustantivo y, como tal, es una palabra
tónica aguda acabada en vocal; de ahí la tilde. En estos casos,
siempre se introduce con un determinante (artículo, demos-
trativo, posesivo, indefinido ... ), puede pluralizarse y es sinó-
nimo de palabras como motivo o razón:

Desconozco el porqué ('el motivo') de su dimisión.
Desconozco los porqués de su dimisión.

No sé si hay algún porqué ('motivo') que lo explique.
No sé si hay algunos porqués que lo expliquen.

Page 38

• La forma por qué es la suma de la preposición por y del inte-
rrogativo-exclamativo (o del relativo tónico) qué:

¿Por qué lo habéis contado? Dime por qué lo habéis contado.

¡Por qué se lo habré dicho! Es una pena por qué lo han
suspendido.

O Encontramos el relativo tónico qué en No tengo por qué
decírtelo¡ No hay por qué asustarse¡ No encuentra qué llevarse
a la boca (.,.. § ll.7.3a).

• Ortografía de las formas conque,
con que y con qué

11111 La forma conque

• Es palabra átona; se trata de la conjunción consecutiva

o ilativa equivalente de así que, luego, por tanto:

Ya habéis jugado mucho, conque poneos a estudiar un rato.

Conque de juerga. ¿eh?

¡Conque no pasaba nada! -Pues ya veis que sí ha pasado.

IDE La forma con que

• Presenta dos valores gramaticales:

• Puede ser la suma de la preposición con y el relativo que.
En estos casos, siempre cabe la posibilidad de poder intercalar

el artículo:

Este es el ordenador con (el) que escribí el libro.

La guitarra con (la) que toco está desafinada.

• Puede ser la preposición con y la conjunción completiva
que:

Con que escribáis dos páginas es suficiente. Me conformo con
que escribáis dos páginas.

llml La forma con qué
• Es la suma de la preposición con y del interrogativo-excla-
mativo (o el relativo tónico) qué:

¿Con qué lo habéis hecho? Decidme con qué lo habéis hecho.
¡Con qué ganas trabaja! Es una maravil la con qué ganas trabaja.

O Encontramos el relativo tónico qué en No tengo con qué
hacerlo y en No hay con qué hacerlo (.,.. § ll.7.3a).

• Ortografía de las formas
sino y si no

llill La forma sino

• Es una palabra átona; se trata de una conjunción coordi-

nante adversativa como pero: opone dos conceptos, dos estados
o dos acciones.

• Cuando coordina oraciones con verbo en forma personal,

va seguida de la conjunción que:

No fui yo sino mi hermano.
No es tonto sino aburrido.
No canta sino que berrea.

• También equivale a más que, otra cosa que:

El niño no hace sino ('más que') llorar.
No nos da sino ('otra cosa que') disgustos.

E!E La forma si no

• Es la suma de la conjunción condicional si y el adverbio
negativo tónico no:

Si no vienes, no te lo cuento.
Te lo cuento si no se lo dices a nadie.
Si vienes, te lo cuento; si no, no.
Si comes. te pondrás bien: si no. no te pondrás bien.

• Es frecuente usar esta forma en entornos exclamativos, en

los que el valor condicional se difumina: 77

Page 74

• Con el valor de los paréntesis, generalmente cuando
encierran textos marginales o enmiendas: la conva-
le[ cien Jcia.

• Para encerrar palabras o secuencias de palabras en textos
mayores que están ya entre paréntesis: (Algunos escriben
itespúreo [espurio]).

• Para enmarcar puntos suspensivos; en este caso, se avisa

de que en el texto que reproducimos nos dejamos algo sin

reproducir. «Yo voy soñando caminos de la tarde [ ... ], ¿adónde
el camino irá».

• En las obras de teatro, aparecen entre corchetes los apar-

tes de los personajes:
JUAN. (Nervioso.) Ya está bien de toser [este tío se va a

quedar sin garganta.]
ALBERTO. (Molesto.) ¿Qué quieres que haga si me estoy

ahogando?

• Se usa el corchete de apertura para acoger un trozo de

texto de un verso que no cabe en la línea que le correspon-

dería:
Luchando cuerpo a cuerpo con

(la muerte
Al borde del abismo estoy

[clamando ...

• En fonética, se escriben entre corchetes las transcrip-
ciones: [beroáo.] (verdad).

llllE La barra

• Este signo es una línea recta diagonal trazada de arriba aba-
jo y de derecha a izquierda(/). Se usa:

• Para aproximar dos o más conceptos, normalmente sinó-
nimos, cuasisinóminos, homófonos y antónimos: despil-
farro/ahorro; mayoría/minoría; acerbo/acervo; los viejos/los
mayores ...

• Para expresiones con símbolos del tipo km/h (kilómetros
por hora).

• En los poemas, para señalar el fin de un verso, cuando
los versos se escriben seguidos y no uno debajo de otro:
.. . y su silencio retumbando/ ahoga mi voz en el vacío inerte.
(En estos casos, se coloca entre dos blancos.)

• En fonología se usa para las transcripciones fonológicas:
el fonema /ti; el archifonema IR/.

• Otros aspectos ortográficos
sobre los signos
de puntuación

• Las comas, los puntos y coma y los puntos nunca deben
empezar renglón.

• La coma, el punto y coma y los dos puntos nunca preceden
a un paréntesis; sí pueden hacerlo el punto y los puntos
suspensivos.

• En un texto entrecomillado, lo normal es colocar los sig-
nos de exclamación e interrogación dentro de las comillas
(«¡Adelante!» -gritó el jefe); pero si las comillas enmarcan
solo una palabra o expresión que se encuentra dentro de la

oración exclamativa o interrogativa, dichos signos de cierre

se pondrán después de las comillas: ¿Así que lo sabes «off the
record»?

• Los puntos suspensivos pueden ir seguidos de coma, de

punto y coma y del signo de los dos puntos.

• Lo normal es poner los signos de exclamación e interro-
gación delante de los puntos suspensivos (¡Adelante! ... ; ¿Qué
has hecho? ... ); no obstante, cuando estos indican que dejamos
algo sin terminar por dar a entender que el receptor sabría

recuperarlo, aquellos irán detrás: ¡Eres un hijo de p ... !; ¡Dime
con quién andas y te diré ... !

Page 75

• El español, al contrario que otras lenguas, exige que los sig-
nos de exclamación y de interrogación sean el de apertura y el
de cierre; no es correcto prescindir de aquel.

•Cuando se menciona un sufijo precedido de guion, se pon-
drá tilde sobre este si la vocal de la sílaba anterior en la palabra
a la que pertenece el sufijo la lleva: abulia y ~ico (abúlico).

Similer Documents